lunes, 4 de mayo de 2015

Cómo escribir una novela - Consejos prácticos

Escribir una novela no es sentarse delante del ordenador y comenzar a escribir. Hay un trabajo previo muy necesario si no queremos que nuestra historia tenga lagunas o errores. 
Este texto es fruto de la experiencia no profesional, mi primer bebé literario está en el horno, pero hace mucho tiempo que disfruto escribiendo, leyendo, he hecho algunos cursos de escritura creativa...etc y he llegado a ciertas conclusiones, que a primera vista son obvias, pero que en ocasiones está bien recordar y que facilitan mucho el trabajo.
Si os interesa continuad leyendo



Si bien es cierto, no todas las novelas tienen la misma complicación, no es lo mismo un texto como Seda de Alessandro Barico que por su extensión es fácil de controlar (128 páginas) que Los Pilares de la Tierra de Follet que cuenta con 1040 páginas en su edición de bolsillo.
LA HISTORIA
1.- El hilo conductor.
Es importante que antes de comenzar a escribir, se tenga una visión global de lo que se va a escribir, un inicio, un nudo y un desenlace, y si la historia es muy compleja, también sería interesante tener claros los puntos de giro y las escenas importantes. Para ello lo mejor es escribir un resumen de la historia, sin diálogos, sin descripciones, únicamente las acciones que componen la historia y los personajes que realizan cada acción. La longitud, debe estar acorde con la longitud de nuestra novela.
Un ejemplo: Caperucita Roja.
"Caperucita Roja, sale de casa en dirección al bosque para llevar la comida a su abuelita, por el camino se encuentra con el Lobo que la entretiene cogiendo flores. El Lobo se adelanta a la niña, llega a casa de la abuela, se la come y se disfraza de abuela para esperar a Caperucita. La joven que ya ha recogido suficientes flores, vuelve al camino para llegar a casa de la abuela, cuando llega nota rara a la abuela y le hace una serie de preguntas hasta que se da cuenta de que es el lobo y éste salta y se la come. El cazador que andaba por la zona, oye los gritos de la niña y acude en su ayuda, mata al Lobo y salva a la abuela y a la niña"
De este resumen podemos sacar una gran historia con diálogos y una buena prosa. Pues con vuestra novela igual, es importante tener claro el hilo conductor de la historia, desde dónde parte y a dónde queremos llegar. Es cierto que en muchas ocasiones los personajes toman vida propia y deciden ir por su cuenta, entrando en divagaciones personales, recuerdos del pasado o planes de futuro, esto ya forma parte de la creación del personaje, de la que os hablaré otro día.
2.- El calendario
Este punto también es muy importante para que el timming de la obra no se nos vaya de las manos, con expresiones tipo "hace varias semanas que no sé nada de ti" y que resulte que se habían visto el día anterior, pero que por longitud del texto eso lo hayamos escrito, precisamente, hace varias semanas.
Si nuestra historia se desarrolla en varias semanas, podemos hacernos un calendario de varias semanas, o un esquema de años si la historia es más larga. 
También es importante hacerse un calendario esquemático si la historia mezcla varios personajes y varias épocas o etapas de los mismos, aclarando el tiempo que pasa en unos y otros, para tener a un primer golpe de vista cuanto tiempo pasó de un punto a otro.
Matilde Asensi nos enseñaba hace algún tiempo su "chuleta" de La Conjura de Cortes en su cuenta de Twitter
Cómo consejo práctico final, lo más importante es que llevéis el máximo orden posible a la hora de escribir, que anotéis todo lo importante y que os aprendáis la historia que vais a contar como si fuera parte de vuestras vidas, es la mejor forma de que no haya errores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario