jueves, 24 de mayo de 2018

Patria #Reseña

Patria
Fernando Aramburu
Ed. TusQuets
Páginas: 648

Hola!!
Os traigo la reseña de Patria, fue la sorpresa y el éxito de 2017, y sigue siendo de los más vendidos de 2018, así que no podía dejar de leerlo, con un tema tan polémica, tantas buenas críticas y una sinopsis tan sugerente :

“El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién mfue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político” 


Es el libro que más sentimientos paradójicos me ha provocado. Lo he encontrado, lento , aburrido, a la par que magistral e imprescindible. Al principio me defraudó, esperaba otra cosa, capítulos cortos, con saltos de tiempo y sin ninguna historia de enganche que te mantuviera en vilo, esa decepción me pasó factura y sólo lo leía muy de vez en cuando. Poco a poco, fui entendiendo su estilo, su forma de tratar los temas que presentaba y su desgarradora temática y no puedo más que decir, que brilla en cada frase y es pura literatura. Es un libro para el que hay que estar dispuesto, y que hay que entender como funciona su autor en el relato. En cuanto a su temática, puedo decir que a mi me ha dado una auténtica cura de humildad. El odio en estado puro, la fractura, la negación a un país y a los que forman parte de él, a todos por igual. Yo , por todo el miedo y la amenaza que me hicieron pasar a nivel familiar y personal, también los odié, es más ,tomé como emblema de ese odio, su territorio ,y me autoimplanté la obligación de no pisarlo, a modo de castigo, por puro odio y venganza por el miedo y las pesadillas que me provocaban ver revisar tantos bajos de los coches en los que yo montaba. Mi trauma y mi odio, se acaba aquí, con la última página de este libro, que me ha enseñado tanto de la vida en general y de su historia en concreto, y ya me planteo en breve una escapada al país vasco. Es un libro imprescindible para todos, una autentica joya en forma de palabras, magistral en los sentimientos, y con una claridad brutal en el trato de todos sus temas. Supura genialidad y debería
ser lectura obligada para todos , veríamos los acontecimientos políticos de otra forma y nos daríamos cuenta que el odio, el rencor y las banderas no sólo no nos llevan a ninguna parte, sino que nos hacen ser menos de lo que ya somos.

Sylvia García

jueves, 17 de mayo de 2018

Las lágrimas de Shiva #Reseña


Las lágrimas de Shiva
César Mallorquí
Ed: Edebé
Páginas: 237



En cierta ocasión, hace ya mucho tiempo, vi un fantasma. Sí, un espectro, una aparición, un espíritu; lo puedes llamar como quieras, el caso es que lo vi. 
Ocurrió el mismo año en que el hombre llegó a la Luna y, aunque hubo momentos en los que pasé mucho miedo, esta historia no es lo que suele llamarse una novela de terror. 
Todo comenzó con un enigma: el misterio de un objeto muy valioso que estuvo perdido durante siete décadas. Las Lágrimas de Shiva, así se llamaba ese objeto extraviado. A su alrededor tuvieron lugar venganzas cruzadas, y amores prohibidos, y extrañas desapariciones. 
Hubo un fantasma, sí, y un viejo secreto oculto en las sombras, pero también hubo mucho más. 

Conocí por primera vez Las lágrimas de Shiva a mis 17 años, no fue una de mis primeras opciones en literatura, y lo deje apartado durante mucho tiempo, pero no tardo en cautivarme a pocos minutos de empezar la lectura. 

César Mallorquí nos sitúa en la España de 1969 acompañados de Javier, un adolescente de 15 años que debido a la enfermedad de su padre se irá a pasar el verano con sus Tíos a Villa Candelaria. Sin embargo, su estancia no será del todo apacible, los entresijos de un misterio familiar, y las frecuentes apariciones de un espectro serán los que lleven a Javier por un mar lleno de nuevas experiencias que protagonizaran sus cuatro primas, Rosa, Margarita, Violeta y Azucena. 

Los personajes de Mallorquí son simples pero entrañables, personalmente, el que más me robó el corazón fue el de Azucena, una niña que sin decir palabra alguna expresaba más que cualquier otra persona. Su personaje representa la inocencia y la belleza de lo puro y lo imperturbable, algo que con el paso del tiempo tiende a disiparse progresivamente. El cariño que se le procesa a este personaje no deja de lado al resto del reparto, pero si se identifica como uno de los más carismáticos del relato. 

Si te gustan las historias de misterio con una pizca de amor prohibido, y el uso de expresiones sencillas y agradables, ideales para tu primer contacto con el mundo de la literatura, entonces este es tu libro. Puede que Las lágrimas de Shiva no tenga un gran inicio, pero su secreto te tendrá cautivo/a hasta un inesperado desenlace que seguro te dejará con un buen sabor de boca. Y dime ¿Quieres resolver el misterio de Villa Candelaria?

M.E Calatayud

jueves, 10 de mayo de 2018

Memorias de un amigo imaginario #reseña


Memorias de un amigo imaginario
Matthew Dicks
Ed: Nube de tinta
 Páginas: 428



Querido lector: 

La novela que tienes en tus manos es especial, como Max. 

La novela que tienes en tus manos es única, como Max. 

La novela que tienes en tus manos es valiente, como Max. 

Max sólo tiene ocho años y no es como los demás niños.
Él vive para adentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen ni que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos y planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Sólo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre un gran peligro y sólo yo lo puedo ayudar. El problema es que Max es el único que puede verme y oírme. Tengo mucho miedo por él, y sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un "amigo imaginario". Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario. 

Hasta hace unos meses no sabía de la existencia de este libro, pero al ver una recomendación en booktube no pude parar hasta hacerme con él, y aunque la sinopsis me atraía mucho, tenía dudas sobre si iba a ser una lectura demasiado infantil. Era muy posible que esta novela y yo nos tuviéramos que haber encontrado mucho antes: las expectativas eran una cima demasiado alta y la desilusión, un suelo muy árido con una caída más que dolorosa. 

¿Me creéis si os digo que estas dudas se disiparon al leer las cuatro primeras páginas? 

No me arrepiento ni por un instante de haber hecho esta lectura, y menos aun de haber comprado el libro, el cual está lleno de post-its a los que estoy segura que voy a recurrir en más de una ocasión. 

Matthew Dicks consigue, mediante una narrativa sencilla y delicada, que el lector se introduzca de lleno tanto en el mundo de Max como en el de los amigos imaginarios, empatice con ellos y les coja un cariño especial. 

Los universos están muy bienconstruidos y entrelazados entre sí, al igual que la trama, lo que permiteal lector avanzar a través de ellas sin cuestionar ninguna de las leyes naturales que plantea el autor. 

Dicho esto, si tuviera que destacar una cosa de esta novela, sería sin lugar a dudasla inocencia y la entrañabilidad con la que está escrita de principio a fin, como si fuera un niño el que la contara. 

Solo me queda añadir que para mí, este es uno de esos libros que cada vez que se lee,se descubre una enseñanza nueva, y que puede ser leído tanto por niños como por adultos, ya que ambos van a disfrutarlo por igual aunque la lectura que hagan de él sea completamente diferente. 

Por último, hay algunas frases que me han marcado y que me encantaría compartir con vosotros, para que disipéis cualquier posible duda que os quede sobre si leer el libro o no. 

“Estoy atado a Max de la misma manera que un astronauta está atado a la nave espacial con tubos y cables. Si la nave espacial estalla y el astronauta muere, no quiere decir que sea imaginario. Solo que ha sido desconectado de la máquina que le hacía vivir.” 

“No –respondo–. Solo quiere decir que pertenecemos a una realidad distinta. Una realidad que los mayores no entienden, por eso dicen que somos imaginarios.”

“Se quedan sentados en silencio. Quizá sientan tanto dolor por dentro que la única forma de expresarlo sea no decir nada.” 

Contadme, ¿lo habéis leído?, ¿qué os ha parecido?, y si no ¿os apetece adentraros en el mundo de Max y Budo? 

Nos leemos en la siguiente entrada. 😊

Marta González 

miércoles, 9 de mayo de 2018

¿Quiénes somos?

Cristina Rodríguez 
Por que la vida son dos días y uno está lloviendo, hace ya algún tiempo que decidí que hay que disfrutar de los momentos de los que disponemos y compartir lo que nos gusta con las personas que nos quieren. Y de este pensamiento nació “Saving Memories”. 
Con el paso del tiempo, este espacio ha quedado reducido al mundo literario que es sencillamente mi mayor pasión.
Periodista y comunicadora de vocación, me gano la vida trabajando de algo que no tiene nada que ver con eso... como suele pasar en la mayoría de casos.
Escritora en proceso de creación de mi primer bebé literario, del que espero poder empezar a presumir en breve.
Cinéfila y seriéfila a más no poder y con una pasión especial por hornear pasteles.
Viajera con mayores intenciones que presupuesto. Amiga de mis amigos, enamorada y feliz, ¿Qué más se puede pedir?
Espero que disfrutéis de este espacio tanto como pienso disfrutarlo yo!


Marta González
Las malas (y buenas) lenguas dicen que me llamo Marta, que soy de la terreta y que cumplo dentro de poco veintitrés veranos, pero aún no.😊
Soy otra de las tantas trabajadorassociales que hay repartidas por el mundo, aunque yo, como aquel que dice, estoy recién salida del nido y me he enfrascado en un Máster que está ya tocando su fin (menos mal).
Cuando puedo escribo, dibujo y leo.
Y cuando no, también, para que nos vamos a engañar.
La novela fantástica y distópica son reinas y accionistas mayoritarias de mi estantería, aunque alrededor de ellas rondan libros de todos los tipos y géneros inventados. Ya lo iréis descubriendo a medida que vayáis viendo los libros que reseño.
¡Nos leemos!

M.E Calatayud
Buenos días lectores/as! mi nombre es Mª Ester Calatayud, tengo 21 años y actualmente me encuentro en la recta final de mi carrera, que es trabajo social. Pero no os dejéis engañar, pronto volveré a la carga en diseño de arte gráfico, uno de mis mayores sueños, con el que espero remontar la tirada.
Desde que nací, recuerdo que la lectura no era una de las cosas que más me apasionaba en la vida, pero fue a raíz de un libro, ese libro que nos cambia la vida, cuándo mi punto de vista cambio por completo. Mis géneros favoritos son los thrillers (para pasar algo de miedo), fantasía (porque no se vivir sin ella) y misterio (porque ¿Qué sería de la vida sin él? Un aburrimiento, os lo aseguro), pero no le hago un feo a un buen libro. 
Siento una debilidad imperiosa por los clásicos literarios, tal vez sea porque mi libro favorito es “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde. Amo el arte en todos sus ámbitos y contextos, de hecho dibujo, y soy una de esas personas que como muchas otras, ya no sabe dónde guardar los libros. Espero que disfrutéis del blog y compartáis vuestras opiniones sin ningún reparo. 
¡Nos vemos pronto!

Sylvia García
Jurista de profesión y de corazón. He vivido desde que tengo uso de razón pegada a un buen libro y la literatura ha sido sin duda mi mejor legado personal. Adoro viajar, porqué es otra forma de ver mundo, más allá de las historias de un libro, y lo hago siempre que puedo, convirtiendo así mis dos aficiones en el binomio perfecto. Me gusta decir y escribir todo lo que pienso, y lo hago a menudo en reflexiones que comparto y que me ayudan a quedarme con lo mejor de mi día. Creo que leer es vivir dos veces, pero ser conscientes de lo que leemos y vivimos y quedarnos con lo positivo de ello, es sin la clave para albergar la felicidad. 
¡Nos vemos y leemos por aquí!