jueves, 26 de octubre de 2017

Mis libros viajeros

Buenos días a todos!!!
Tengo dos pasiones, viajar y leer y cuando junto las dos cosas, los días son mágicos.
Este año tengo unas vacaciones divididas por etapas. La primera la hice en septiembre, si me seguís en instagram pudisteis ver alguna foto (y si no me seguís es el momento). Justo ahora, mientras leéis estas lineas estaré disfrutando de la segunda parte y contando los días para que llegue noviembre y rematar el año.
Pero vamos a centrarnos en lo importante, tengo una "manía lectora" y es ir cargada siempre de libros allí donde vaya. He hecho viajes más largos, otros más cortos, pero siempre con un libro en la maleta, si tenéis interés os dejo una pequeña reseña de mis libros viajeros y dónde vinieron conmigo.

¿Queréis saber dónde me llevé estos libros y que opino de algunos de los lugares? Dadle a más información :)





Once Minutos - Nordem Alemania
En mi época de instituto hice un intercambio de una semana con una chica de un instituto de Alemania. Era la primera vez que visitaba otro país y sobretodo que me tenía que defender por mi misma ya que estuve en cada de la familia de la chica. A este viaje me acompaño María y me gustó mucho por que a pesar de las diferencias evidentes de sobre el viaje (ella es una chica que viaja a Europa engañada para ser prostituta) me gustó mucho como narraba la experiencia de subirse en un avión, de descubrir un mundo nuevo. Fue una lectura muy acertada sin duda.

La reina en el palacio de las corrientes de aire - Lanzarote
El viaje a Lazarote lo recuerdo con un cariño especial, no esperaba gran cosa de la pequeña isla volcánica y la verdad es que me enamoré a primera vista de sus contrastes, de su color, de su sencillez y a la vez majestuosidad de paisajes. Sin duda alguna un descubrimiento y un destino increíble que recomiendo a todo el mundo y a este paisaje idílico me acompañó Lisbeth Salander. Tengo que decir que no avancé mucho en la lectura por que había tantas cosas que hacer y que ver que a pesar de cargar con el libro a todas partes leer, leí poco... pero en los ratos de playa y antes de dormir, sí que le hice algo de caso...

Desayuno en Tiffani's - Mallorca
A Mallorca he ido dos veces más y este verano me espera otra, una de mis mejores amigas es de esta preciosa isla y trato de escaparme de vez en cuando. La primera vez que fui, no recuerdo que libro llevé, ni si llevé alguno, pero la segunda vez y sabiendo que ese año el viaje iba de calas decidí llevarme uno que fuera ligero, así que rescaté de la estantería (que ya llevaba tiempo esperándome) está maravilla de la narración y sobre todo de la creación del personaje protagonista. Holly es un espíritu libre y glamurosa a la vez que muy perdida en su interior, creo que es el mejor personaje que creó Capote y sin duda un acierto de compañía en mi viaje.

El libro de los hechizos - Ibiza
Este libro me fascinó, de hecho creo que podría echarle un ojo y escribir una reseña en condiciones (de hecho en una relectura de estos días me animé, aquí tenéis la reseña). Siempre me han gustado las historias de brujas y místicas, pero me gustan mucho más las historias que pueden ser reales, que juegan a ese juego de hay magia, pero es una magia sutil que podría existir realmente, pero que no sabemos si existe en realidad. Otro punto muy interesante de este libro es su gran documentación y sus datos que se mezclan super bien con la historia y no nos sacan de la narración en ningún momento. Creo que este libro fue la elección perfecta, por que Ibiza tiene un algo de místico también. En el viaje evitamos totalmente la parte de fiesta y discotecas y nos centramos en las calas y playas más alejadas. Recuerdo una puesta de sol preciosa con una fiesta de tambores y una cala donde un grupo de "hippies" daba masajes en el agua por la voluntad. Todo muy natural, todo muy espiritual, mar, cielo y tierra... me encantaría volver a Ibiza en otra ocasión por que ese viaje se me hizo realmente muy corto.

Palmeras en la nieve - Menorca
Creo que la elección de Palmeras en la nieve para unas vacaciones en Menorca fue muy acertada, sus descripciones del calor que pasan los protagonistas en Bioko... creo que hablo de ello en la reseña que escribí y que podéis leer aquí junto con la comparación con la película y ya que la reseña del libro la tenéis os voy a hablar de la isla, igual que Ibiza me pareció mágica... no puedo decir lo mismo de Menorca, que sí que es muy bonita, que las calas son una maravilla, pero yo lo que más recuerdo son muchas horas en coche para llegar a las calas, mucho rato de andar desde que dejábamos el coche hasta la playa y muuuucha gente. Es cierto que fuí en agosto, pero también a Ibiza fuí en agosto y no recuerdo tanta gente. Podéis darme vuestra opinión al respecto en los comentarios.

Forastera - Tenerife
Seguimos con las islas, pero en este caso nos vamos al sur...mucho más al sur. A Tenerife también he ido en dos ocasiones, pero no recuerdo para nada que libro me llevé en el segundo viaje... quizás me moví demasiado y no leí, pero el caso es que no lo recuerdo. El que si recuerdo fue el que me acompaño la primera vez que fui a Tenerife, y fue Forastera que después se convirtió en una de mis series literarias favoritas y también de la TV, de hecho estoy a la espera del estreno de la tercera temporada y de seguir con los libros que voy por el quinto. Que puedo decir de Forastera, que por su culpa uno de mis viajes pendientes es a las High Lands de Escocia y que espero que no pase del año que viene que las visite y de Tenerife, pues la verdad que me gustó, que no me pareció tan idílico como Lanzarote, está mucho más masificado en cuestión de hoteles y zonas turísticas, pero que su contraste entre el norte y el sur es una maravilla climatológica. Que los acantilados de los Gigantes son sobrecogedores y que tiene unas playas muy bonitas de arena negra, sin duda un buen destino en cualquier época del año.

Cartas Cruzadas - Punta Cana
Ahora vamos a cruzar el charco, la primera vez que pisé continente Americano fue para ir al caribe. Tengo que decir que el viaje no estuvo mal como experiencia, pero que no volvería hacerlo. Lo de estar nueve días en un hotel, de la habitación a la playa, de la playa a la piscina y a comer... está bien para experimentarlo una vez en la vida, es relajante y te hace desconectar del mundo, pero al final es un poco aburrido. Es verdad que hice excursiones, y que algunas como la que te lleva a las ruinas de Chavón es muy chula e Isla Saona es uno de los lugares más bonitos que he visto en mi vida, pero hay playas muy bonitas también sin salir de suelo Español. Por otro lado Cartas Cruzadas me amenizó los ratos de playa y piscina. Aunque me defraudó un poco, obviamente, las expectativas creadas después de La ladrona de libros, eran tremendamente altas y el autor, para no caer en clichés, supongo, escribió un libro mucho más liviano, entretenido sí, pero muy muy pasable. Aún así, fue bien una historia que no me dejara tocada anímicamente como podría haber pasado con algo del corte de La ladrona de libros... que por cierto también está en mi top 5.

La catedral del mar - Cuba
Seguimos al otro lado del charco, este viaje fue el verano pasado y no os podéis imaginar el tiempo que llevaba la catedral del mar en mi estantería esperando su momento y cuanta compañía me hizo y como la reseña la tenéis aquí os voy a hablar un poco de Cuba. El viaje lo hice organizado y en dos partes, como habéis podido ver, mis vacaciones de los últimos años habían sido en islas y en playas y el verano pasado además de playa, que siempre sienta bien para desconectar, me apetecía conocer algo más y Cuba está super de moda estos años. La primera parte del viaje fue en La Habana y me gustó bastante pasear y descubrir un poco la ciudad y sus contrastes con la realidad que conocemos de nuestro país por ejemplo. La gran mayoría de la ciudad está destruida, vieja y los edificios destartalados y aunque hay una parte turística mucho más "adencentada" hay que pasar por el resto para llegar a esas partes. Durante la organización del viaje, como una vez allí, nos repitieron hasta la saciedad que era un sitio seguro, pero a mi esa sensación me costó mucho encontrarla. No pasé miedo en ningún momento, no es eso... pero desde luego tampoco me gustaba adentrarme en las calles menos "turísticas". Además como digo el contraste con lo que nosotros conocemos es una locura y la cantidad de gente que puede haber en las calles me dejó sorprendida. Por otra parte (¿he dicho que comer también me encanta?) disfruté como una enana de los restaurantes y de la gastronomía y platos típicos. La ropa vieja, el arroz a la cubana, la cerveza de marca rara... todo riquísimo!!. La segunda parte del viaje fueron cuatro días en un resort en Varadero y la verdad tengo que reconocer que Cuba aún no está explotado del todo y que la playa de Varadero es una maravilla, el color de agua, la tranquilidad de la marea, poder pasear (también es verdad que mi hotel estaba de los últimos en el cabo) y llegar a zonas desiertas, el amanecer... Genial. Si queréis que haga un post más centrado en el viaje, en los restaurantes o en cómo organicé el viaje...es el momento de escribirlo en comentarios.

En el país de la nube blanca - Amsterdam
¡Qué frío pasé en Amsterdam! ¡Por favor! Era la tercera vez que intentaba empezar En el país de la nube blanca... y aquello ya pintaba mal. No puedo decir que sea un mal libro, pero se me quedó bastante superficial en cuestión de la ambientación sobre Nueva Zelanda y los personajes tampoco llegaron a llenarme del todo... a algunos les perdí las intenciones por el camino y se desdibujaron bastante a lo largo de la historia, no seguí con la trilogía y eso ya es mucho decir, al menos me amenizó la espera en los aeropuertos y los vuelos. En cuanto a Amsterdam, me enamoró su arquitectura, sus canales, las bicicletas, el ambiente de sus calles y café. La amabilidad de la gente y la visita a la casa de Ana Frank que fue la parte más sobrecogedora del viaje. Me gusto todo de Amsterdam, menos el frío... ¿Quién ha dicho que este años viaja a Oslo y a Nueva York en otoño?... jop!

El guardián invisible - Solingen Alemania
Tengo que confesar que esta Trilogía me encantó y que tenéis la reseña aquí. Sobre este viaje, era la segunda vez que visitaba Alemania y nuevamente iba a un pueblecito pequeño, sin visitar las grandes ciudades y sin apenas hacer turismo. En este caso viajé por trabajo, ya que en Solingen está la central de Zwilling J.A Henckels que es la empresa para la que trabajo. El viaje era de formación y nos pasamos gran parte de la semana metidos en la Akademi aprendiendo cosas interesantes para el trabajo, pero visitar, visitamos poco, eso sí, los ratos de descanso antes de cenar en mi habitación del hotel me fue muy bien tener a Dolores Redondo contándome la historia del Baztán y sus habitantes. Creo que debería plantearme un viaje por placer a Alemania.

La bruja de Portobello - París
Amor, sin más, a día de hoy París es una de mis ciudades favoritas en el mundo. Me enamoré de sus avenidas, de su arquitectura, del Sena, del Sagrado Corazón, de Notre Dame y sus vidrieras de colores, del Louvre... de todo en general. Fui con mis padres y la verdad que pateamos y visitamos todo lo que pudimos y me encantó. La bruja de Portobello, sinceramente apenas recuerdo la trama, normalmente eso no es buena señal, pero acabo de leer algunas reseñas y probablemente lo leí en un momento en que aún no estaba preparada para él. ¿Os ha pasado alguna vez?


Un grito de amor desde el centro del mundo - Dublín
Dublín fue una experiencia única. viajé sola, durante tres semanas para hacer un curso de inglés, conocí a gente maravillosa, empecé a desarrollar el gran placer de saborear una cerveza bien fresquita, que después terminaría de pulir aquí en España, visité lugares muy bonitos y al final fue un viaje de amigos, de vivencias ¡fue genial! y para acompañarme se vino Un grito de amor desde el centro del mundo que fue una especie de contrapunto, cuando llegaba a casa por las noches y me ponía a leer esa fragilidad que tiene la pluma de los escritores japones y esa tristeza y a la vez alegría ingenua con la que está escrito el libro me hacía plantearme que la vida es muy corta y que hay que disfrutarla. Es curioso como en ocasiones no recuerdas bien un libro, pero sí recuerdas lo que te hizo sentir. Es una maravilla. El viaje también lo fue.









2 comentarios:

  1. Un post muy bueno. Yo no viajo tanto como me gustaría pero siempre que lo hago llevo lectura conmigo, lo que no podría es detallar qué libro me acompañó a qué viaje jeje.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste!! La verdad que yo no esperaba acordarme de todos jeje pero si... :)

    ResponderEliminar