miércoles, 28 de febrero de 2018

Tiempo de albaricoques #Reseña

Tiempo de albaricoques
Beate Teresa Hanika
Ed.- Suma de letras
Páginas: 297

Esta novela es mi primera colaboración con una editorial y la verdad no puedo estar más contenta. Escogí el libro porque estaba ambientado en la segunda guerra mundial, una de mis épocas favoritas para leer sobre ella y tengo que decir que hacía mucho tiempo que no leía un libro tan bonito. De hecho creo que acaba de colarse en mi top 5 de favoritos, aunque ahora son un top 6.

Elisabetta ha vivido siempre en el hogar de su niñez y desde entonces todos los veranos prepara mermelada con los albaricoques del árbol de su jardín. Conserva un tarro de cada año, igual que conserva vivos los recuerdos de su familia, de su pequeña tortuga y del día en que todo cambió cuando sus padres y hermanas fueron deportados por las SS.
Cuando la joven y reservada bailarina Pola llega para vivir en la habitación que alquila la anciana, ambas mujeres descubrirán juntas que solo resolviendo los conflictos que las atormentan podrán por fin hacer las paces con el pasado.

El principio de este libro me confundió un poco ya que me costó situarme en la historia. La estructura se divide en capítulos, alternativamente nos encontramos uno narrado en primera persona por una anciana Elisabetta Saphiro y el otro en tercera persona que nos cuenta la amistad y algo más de dos niñas Pola y Rahel. La historia va avanzando alternativamente y mientras la historia de las jóvenes avanza hacía adelante la de Elisabetta da saltos en el tiempo, entre el presente y su pasado, narrando su infancia, junto a sus hermanas y su tortuga Hitler, bajo la sombra de un gran árbol que da albaricoques y que ella usa para hacer mermelada cada año.

Podríamos decir que esta novela está dentro del realismo mágico ya que mezcla la realidad de la vida cotidiana de Elisabetta con la presencia de las hermanas de esta, logrando un clima muy delicado. La historia está escrita con una narración casi poética, las frases tienen un ritmo y una cadencia que envuelve, quizás es eso lo que hace continuar los primeros capítulos en los que no se entiende nada y que deja paso después a una historia tremendamente dura, pero contada con ternura, sin caer en el sentimentalismo y con el perdón como gran aliado de la autora para que la historia tenga sentido.

Los personajes se cuentan con los dedos de una mano, Elisabetta es el centro de toda la historia y ella nos va narrando su vida dando saltos hacía adelante y hacía atrás, siempre con el eje de su preparación de mermelada como guía. Nos cuenta su infancia con sus hermanas, su amor y su dolor. No puedo hablar mucho de ella porque no quiero desvelar ningún detalle, ya que vale mucho la pena adentrarse en esta historia a ciegas y dejarte llevar por ella.
Por otro lado la historia de Pola y Rahel, si que me ha pillado totalmente desprevenida, no esperaba una relación sentimental y ellas al igual que Romeo y Julieta pertenecen a dos familias enfrentadas, aunque en este caso más que dos familias son dos razas, la judía y la alemana. No deben, pero se quieren sin saber que no está mal quererse.

Si se sabe leer entre líneas es fácil prever el final hacía mitad del libro, pero no por ello la historia pierde fuerza, al contrario se saborean más los momentos sabiendo que el final está cerca y cómo va a terminar todo. Esta es una historia triste, muy triste, pero contada con una armonía preciosa, con una ternura, una familiaridad abrumadora y con mucho tacto. 
Os dejo un párrafo para que veáis la forma de escribir de la autora:
Por la puerta del jardín entró la noche, entraron los susurros del árbol y los ruidos de la casa de los Schelegel. Puse la mano en la nuca de la muchacha y sentí como se relajaban sus músculos, cómo su tristeza  se destilaba y empapaba  mi mantel. Me hizo bien sentirlo, y consigo arrastró incluso parte de mi propia tristeza, aunque arrastrarla no era lo mismo que curarla, y pensé que en mi mantel quizás no habría sitio para toda nuestra pena.

Sin duda esta novela ha sido todo un descubrimiento y os la recomiendo, tanto si os gusta esta época como si no, tanto si os gustan las novelas tristes como si no, porque es de esas historias que se quedan contigo durante días.



viernes, 23 de febrero de 2018

Hasta que te enamores de mi #Reseña

Hasta que te enamores de mi
Beta Julieta
Ed.- Independiente
Páginas: 317
Comprar en Amazón aquí

Segunda novela de este mes de autores independientes, me hubiera gustado que hubiera más, pero no me ha dado tiempo a leer más, mi ritmo de lectura se ha reducido desde que hago los servicios editoriales y he vuelto a escribir, pero eso no es lo importante en este caso, habrá más meses de autores indies, espero que abril o mayo sean el siguiente. Pero vamos a hablar de Hasta que te enamores de mi, he seguido la evolución de esta historia desde antes de su publicación y puedo matizar eso del trabajo que lleva sacar un libro adelante por uno mismo, pero también que las satisfacciones son máximas, esta misma semana Beta Julieta presentaba su novela y fue muy feliz. Os dejo su instagram aquí, también tiene un blog en el que habla del proceso de creación de la novela al que vale la pena echarle un ojo.


La joven ejecutiva Evelyne Taylor lo tiene todo: un buen puesto de trabajo con expectativas de ascender, un padre al que adora y unos amigos con los que puede contar. Lo único que le falta es una pareja con la que compartir su felicidad. O no.
¿Para qué comprometerse con un hombre si lo que buscan la mayoría es una noche de sexo salvaje y apasionado?
Desde hace un tiempo ha decidido que no les necesita más que para eso: se trata solo de sexo. Ni más. Ni menos. Hasta que conoce a Mark, que se empeña en conquistarla y mantener una relación más allá de lo carnal.
¿Podrán controlar la irresistible atracción sexual que surge entre ellos? ¿Conseguirán derribar sus propias barreras para llegar a un acuerdo que satisfaga a los dos?
La guerra entre los sentimientos y la lujuria no ha hecho más que comenzar...


Lo primero que llama la atención de esta novela es el cambio de roles, Mark quiere enamorarse y Evelyne una noche de diversión, este juego está muy bien llevado y está justificado en todo momento, los personajes están muy bien dibujado. Evelyne en el fondo es todo inseguridad y eso es lo que Mark deberá trabajar si quiere que se enamore de él y ya os digo que el chico tiene una paciencia de santo.

La estructura está muy compensada, no decae en ningún momento y tampoco aburre, es muy muy fácil de leer y engancha desde la primera página con una presentación directa de los personajes entrando de lleno en el argumento. Los giros argumentales son los precisos y en los momentos adecuados para que la historia fluya sin descender el ritmo.
Los diálogos que ya decía yo que eran lo más complicado de una novela, están muy bien conseguidos y realmente agilizan la lectura.
No es una historia romántica al uso, no es ñona, ni cursi, aunque la relación de los protagonistas es el principal punto fuerte de esta historia. También debo decir que yo no soy mucho de novela romántica sin más, y esta me ha entretenido mucho. Es una mezcla de chick-lit y romántica, además ambientada en Nueva York...y a mi me encanta Nueva York.

Por otro lado es una historia bastante coral, y hay un personaje que a mi me ha encantado, Victoria, es la mejor amiga de Evelyne y el punto con chispa de la historia, sus ocurrencias son tremendas y ella misma es tremenda, tiene unas salidas que hacen soltar alguna que otra risa.
El resto de personajes compensan bastante la historia y aligeran la trama. Todos están muy bien construidos, los que te deben caer mal, te caen fatal y los que te deben gustar, te gustan.

Aviso también que es una primera parte, y que la segunda está en el horno, por lo tanto algunos hilos quedan abiertos y te dejan con la intriga. Estoy deseando saber como sigue la historia para Evelyne y Mark.

Debo decir que he leído novelas publicadas por editorial este año que me han gustado menos que esta, con lo cual os la recomiendo muchísimo!





domingo, 18 de febrero de 2018

Cómo escribir una novela VII

Opciones de publicación.
Vamos a imaginarnos que ya hemos terminado nuestra novela y que cómo no! queremos publicarla.
Vamos a hablar de cuatro formas de publicar nuestra novela, poniendo los pros y los contras de cada uno de ellas.
Antes de empezar a hablar de temas técnicos voy ha hacer un pequeño inciso. Elijáis el formato que elijáis y os digan lo que os digan, tened clara una cosa: Nadie más que vosotros es el mejor defensor de vuestra obra. Que una editorial os rechace NO quiere decir que la obra sea mala. Creed en ella y no os quedéis solo con los rechazos. Por otra parte, la crítica constructiva es imprescindible, pero el mundo se ha llenado de heaters y el mundo editorial está muy expuesto en blogs, comentarios en redes sociales...bla bla bla. Si tenéis claro que vuestro trabajo vale la pena, luchad por él. No escuchéis opiniones que no os harán bien y si es vuestra pasión y el primero no da el resultado esperado... seguid luchando, aprended de los errores y caminad para atrás solo para coger impulso. Este mundo es un mundo expuesto, en el que cualquiera puede dar una opinión sin tener ni idea y lo peor es que nos hemos acostumbrado a eso. Por lo tanto si habéis llegado a este punto, poneos la coraza de acero y mirad hacía adelante. 
He dicho!

Tras este breve discurso de ánimo, recordad que antes de enviar vuestra novela a cualquier sitio debéis registrarla. Formas de registro aquí.

Y ahora sí,
Opciones: "Yo no pago un duro" (para la publicación, se entiende)
1.- Envió a una editorial.
Esta es la forma clásica de publicación. Coges tu texto y lo envías a editoriales, les gusta, se ponen en contacto contigo, te pagan, te publican, te publicitan, te promocionan... y todo lo que nos podemos
imaginar.

PROS: Cómo acabo de decir, la vida es más fácil si tu obra la publica una editorial, y si es una editorial buena...ya ni te cuento. Anticipo. Corrección. Diseño de portada. Gestión de ISBN. Distribución. Promoción... y casi seguro que un contrato para una segunda novela. 

Desde que escribí esta entrada, he descubierto que desde la crisis, hay editoriales que ya no te dan anticipo, ni promoción, pero que hacen los tramites "costosos" como es la corrección, maquetación y diseño de la portada además de distribuirlo en todo tipo de plataforma, que de otra manera nosotros simples escritores no podríamos llegar. Por lo tanto aún así vale la pena. Además de darte una parte de las ventas del libro de manera tradicional.

CONTRAS: El primero, que es muy complicado que una editorial te publique. Es posible que te envíen mil cartas de rechazo y que tu obra muera de asco en el cajón de un editor durante meses. Pero mirad J.K Rwoling, que estaba en la ruina hasta que alguien saco su obra del cajón.
El segundo. Pierdes todos los derechos de tu obra. Según el contrato que firmes, cobrarás más o menos, pero no podrás decidir, si tu obra se adapta al cine por ejemplo. 
El tercero: probablemente insinúen cambios, de título, incluso de argumento para vender más o menos. Depende de la obra tampoco es demasiado significativo, pero puede pasar.

Este último punto se puede ver como un pro o un contra según la situación de cada uno y esta es una opinión personal no contrastada. Yo tengo la teoría, que si en redes sociales tienes muchos seguidores o eres un youtuber famoso, hay más posibilidades de que la novela sea mirada con otros ojos en la editorial. Si tu cuenta de instagram tiene 18k seguidores y eres un poco "influencer" en temática literaria...  ellos ya tienen la mitad del trabajo de promoción y venta hecho. Solo con que 9k de los seguidores compren la novela, la comenten, la compartan en sus redes... veis por dónde voy ¿no? pues eso.

Y ya... Porque es la leche que te publique una editorial importante así que, ahora no lo vamos a echar por tierra.


2.- Concurso editorial.
PROS: Similares a los de publicación por parte de una editorial. Generalmente el dinero que te dan es como anticipo a las ventas y depende de la categoría del premio la promoción suele ser muy buena.
Otro pro, es que al ser concurso alguien tiene que ganar, así que se ven obligados a leer todas las obras que se presenten y por algún lado puede sonar la flauta.

CONTRAS: Los mismos que en la editorial a nivel derechos, de hecho cuando mandas el manuscrito y aceptas las bases ya estás renunciando a los derechos.
Aquí va otro contra de opinión personal no contrastada, pero me resulta sospechoso que los grandes concursos siempre los ganen escritores relativamente conocidos. Por lo que aunque las obras son presentadas con pseudonimo, me parece a mi que alguna idea ya se tiene de quién gana.
El peor contra de los concursos es que, la mayoría de ellos, en sus bases te indican que la obra no debe de estar pendiente del fallo de otro concurso. Por lo tanto sólo puedes enviarla a un concurso a la vez, teniendo en cuenta que tardan de tres a seis meses en dar en publicar el fallo del jurado... pues que se te va la vida y has presentado la novela a tres concursos.

Vamos con las opciones: "Pido un préstamo para publicar la novela".

1.-Yo me lo guiso yo me lo como, es decir, escribo la novela, la corrijo como buenamente puedo, diseño la portada (o me busco a alguien que me la diseñe), me descargo un programa de maquetación, aprendo a usarlo en tutoriáles de youtube. La registro, pago el ISBN. la subo a Amazon, le pago a él también. Me abro una cuenta de instagram y me dedico a promocionarla.


PROS: El mejor pros de todos es la satisfacción personal. Hacer un trabajo con mimo, aprender tu solo, conseguir lo que te propones, básicamente es concebir al niño y llevarlo hasta el momento del parto sin epidural. 
No pierdes los derechos. Todo lo que consigas vender, si la promoción es buena y la obra gusta, es para ti (menos la parte de hacienda y la de Amazon). Tienes un tú a tú más real con los lectores, en definitiva es ponerlo todo de ti y si sale bien te lo llevas todo.

CONTRAS: Hoy en día Amazon está plagado de libros, y no digo que sean malos, pero es un mar inmenso en el que hacer destacar tu novela y seamos sinceros sin una editorial que la respalde, lo que toca es ir llamando a puertas ofrecerla, esperar que guste y que vayan dejando reseñas positivas. 
Hay que tener en cuenta que si escribimos es porque nos gusta y no pretendemos hacernos millonarios a la primera, por lo tanto hay que plantearse esto como un gastar el dinero y ganar en satisfacción y en críticas positivas. 

En estos casos se suele publicar solo en digital, pero también hay gente que lleva el manuscrito a una imprenta y consigue una edición en papel. Los escritores solemos ser muy fetichistas y tener nuestro libro en la mano da más gustito.

2.- Editorial de autopublicación.
PROS: Tu pagas, ellos hacen todo el trabajo. Punto.

CONTRAS: Los mismos que antes, la editorial de autopublicación no tiene tanto prestigio como una tradicional, por lo tanto aunque hayamos conseguido ahorrarnos el trabajo y el tiempo de corregir, maquetar... ect no quiere decir que tengamos más posibilidades que la propuesta anterior. Tampoco, que yo sepa, trabajan con los distribuidores oficiales en papel, por lo tanto tampoco se puede vender en grandes librerías. Así que sigue tocando llamar a puertas y ofrecerla para que comience el ciclo de lector crítica positiva...
Nuevamente una opinión personal no contrastada, yo tengo la teoría de que a estas editoriales mientras pagues les da igual la obra, te van a decir que buena, te van a animar y les da igual todo lo demás por que ellos no arriesgan nada. Con hacer bien su trabajo de corrección etc...ya está, la calidad del producto les da igual por que no viven de que las novelas que publican sean buenas, si no de que se muchas gente les pague por publicar.

La verdad es que la publicidad boca-oreja es la que mejor funciona desde hace siglos y las redes sociales hacen que este movimiento sea más rápido. Os recomiendo que busquéis una forma de destacar, bien sea en redes sociales o porqué tenéis una personalidad explosiva... lo que sea, pero que ayude un poco a destacar.

Como anécdota del día, os voy a dejar aquí debajo el vídeo de BlueJeans en el que cuenta cómo publicó su primera novela. Para mi resultó totalmente inspirador ya que yo a este señor lo descubrí por ser la cola más larga de todas las firmas de El corte Inglés en Portal del Ángel (Barcelona) con la publicación de su primera novela Canciones para Paula. Lo que quiero decir, es que si todas las puertas se cierran abre una ventana y salta!





Pues hasta aquí el extra de hoy, que ha sido intenso. Si os ha gustado dejad un comentario.



domingo, 11 de febrero de 2018

Cómo escribir una novela VI

Los Guiones

Buen domingo! Seguimos On fire con las entradas especiales sobre Cómo escribir una novela. Ya hemos creado nuestra historia, a nuestros personajes y tenemos un estilo claro y definido. Es el momento de darle forma y ponerlo bonito para una editorial o para publicarlo por nosotros mismos (no maquetarlo de la maquetación hablaremos más adelante). Para ello vamos hablar de cómo debemos escribir los diálogos correctamente. Hay muchas reglas que quizás os hayan pasado desapercibidas, hasta ahora, en cuestión de puntuación. Yo no sabía esto cuando empecé a escribir y desde luego es útil tenerlo a la vistas cuando escribimos para evitar tener que estar dándole vueltas una y otra vez al texto y haciendo correcciones. Yo tengo un possit en la pared dónde escribo y siempre lo miro.
Vamos a ello:

1.- Siempre que empecemos un dialogo lo empezaremos con un guión doble. No vale poner una rayita y ya, no, hay que darle dos veces a la tecla del guión simple y nos pondrá uno doble. Word que es muy listo sabe que queremos un guión doble y nos dará justo eso.
-- (bloger no es tan listo y no nos lo da), si así no funciona también podemos usar CTRL + ALT y pulsar el guión.
Otra cosa interesante, es no dejar espacio entre el guión largo y la primera palabra.
--Buenos días. (Esto es correcto)
-- Buenos días. (Esto no es correcto, además no sé en vuestro caso, en mi word  si dejo este espacio se crea una sangría de la que os hablo en el punto 2.

2.- Sangría. Si hemos decidido que nuestro texto tenga una sangría al comienzo de los párrafos, los diálogos también deben tenerla. En mi caso, prefiero no poner sangría al texto.

3.- En castellano no se cierran los guiones, si no hay acotación. Como en el ejemplo de arriba. Al terminar la frase ponemos punto y damos intro para cambiar de linea y continuar con el dialogo o el siguiente párrafo. Si la frase lleva signos de exclamación no se pone punto.
--¿Vienes con nosotros? (Esto es correcto)
--¿Vienes con nosotros?. (Esto no es correcto)

4.- Si tenemos un dialogo y queremos hacer una acotación, debemos tener en cuenta varias cosas a la
hora de puntuar correctamente el texto.
Lo primero es ver si el verbo que comienza la acotación es un verbo dicendi (es decir de habla, surruró, dijo, espetó...) o no dicendi (saltó, salió, condujo...).
Si el verbo es dicendi:
El inciso comenzará por minúscula. No aparecerán signos de puntuación antes de la raya de apertura, sino después de la de cierre, si la hubiera.

--Bueno, en resumidas cuentas, capitán --preguntó el doctor--, díganos qué es lo que quiere.
(Dialogo de La isla del tesoro de R.L Stevenson, reseña aquí)

La coma que iría después de "capitán" va detrás del guión de cierra de la acotación.

Si el verbo no es dicendi
En este caso, la aclaración comenzará siempre con mayúscula, y sí aparecerán signos de puntuación antes de la raya de apertura del inciso.

—¿Te lo ha dado alguien? —preguntó la señora Sands. 
Doree dijo:
 —Esa. —Y señaló con la cabeza la puerta cerrada. (Veis, el punto esta delante del guión de acotación.)
Dimensiones. Alice Munro

Básicamente estas son las normas de puntuación de diálogos, es muy importantes tenerlas en cuenta, he llegado a leer comentarios en plan, si una editorial abre el manuscrito y no tiene el doble guión ni se lee el texto, y es injusto, pero también denota que nos hemos preocupado por hacer las cosas bien. Por otro lado si es autopublicación es aún más importante que se haga bien, ya que por ser autopublicación la calidad no debe ser menor.
-- 



viernes, 9 de febrero de 2018

Cicatrices de África #Reseña

Cicatrices de África
Cristina Palacios
Ed.- Independiente (autopublicación)
Páginas: 348
Comprar en Amazón

Cuando volví del parón de diciembre os dije que habría meses temáticos y este va a ser el primero. Un mes de escritores independientes, sin una editorial detrás, que no solo escriben, si no que maquetan, diseñan la portada y hacen la promoción de su obra únicamente por el placer de que haya lectores que la lean, ya que los beneficios son escasos para tanto trabajo, eso sí la satisfacción es muy muy alta y eso creo que el mejor pago al trabajo.
Se suele decir que las novelas autopublicadas no son buenas, porque cualquiera puede publicar, y si no hay una editorial que filtre cómo me voy a fiar...Bien, pues aquí esto yo para desmontar el mito. Para darles visibilidad y para que si os animáis os sirva de referencia. Pues vamos allá con la primera:

Cicatrices de África llegó a mi a través de su autora Cristina Palacios que la promocionaba para el Black Friday y la verdad es que he descubierto muchas cosas sobre África con esta novela.

¿Qué pasa en el hospital de Ndogomji, en el corazón de África? ¿Por qué la vida de sus doctores y enfermeros es tan agitada? Allí se entremezclan un sinfín de pasiones, secretos y sufrimientos.

Hugo y Yolanda son mellizos y médicos que ejercen la profesión de forma apasionada. Él es alegre, enamoradizo y la atracción que siente por las mujeres, al principio, le lleva a debatirse entre el amor por una atractiva y divertida enfermera nativa, y una guapísima misionera llamada Teresa, que esconde un secreto intrigante y por la que sentirá un amor imposible. Su vida cambia radicalmente cuando una tragedia personal le golpea con fuerza.


La brillante Yolanda, que dirige y organiza el hospital, se enfrentará a los graves problemas derivados de su responsabilidad. En lo personal, vive una vida aburrida hasta que conoce un atractivo guarda forestal, que le propone una excentricidad, una locura. Él le dijo: " vente conmigo y hagamos el amor en la selva entre las fieras y participemos de nuestra naturaleza salvaje".

Un día llega al centro médico el padre Samuel, encargado de un orfanato próximo. Hacía un tiempo que había abandonado el ejercicio de la medicina, pero... ¿qué le llevó a dejar tan noble profesión? Su oculto pasado le pesaba demasiado.

Muchos de los personajes de la novela tendrán cicatrices distintas, según las causas y la curación de las heridas sufridas. Ninguno dará importancia a estas marcas. Solo algunos sufrirán por las señales invisibles a la vista de los traumas vividos, y les costará encontrar la forma de recuperarse. Hugo, pese a su aparente banalidad, será capaz de ahondar en la realidad del convulso país para ver sus terribles cicatrices lo que le llevará a implicarse en la política de una nación oprimida por un régimen autoritario.

Emprendieron una aventura en África que marcó sus vidas. Es una apasionada historia de acción, amor prohibido y de emociones intensas que engancha. El relato, se completa con pinceladas descriptivas del continente africano, de sus maravillosos paisajes de naturaleza virgen y fauna salvaje; de fiestas étnicas impregnadas de ritmos adictivos y de personajes singulares.
La novela se centra en la vida de los hermanos y de los amigos y familiares que los rodean en su vida en África. La historia va paralela aunque por caminos distintos ya que cada hermano tiene un carácter diferente, aunque ambos están a su manera totalmente entregados con el país en el que viven.

Una de las cosas buenas de la novela es su trama, rápida y sin rodeos, los hechos avanzan como si de una locomotora se trataran y apenas te dejan tiempo a respirar. Otro tema que me ha gustado mucho es la buena definición de personajes, en una novela coral muchas veces se desdibujan los personajes, pero en este caso la autora los mantiene totalmente definidos desde la primera página a la última y eso que alguno de ellos sufre momentos que podrían hacer que perdiera el norte. 

Cristina Palacios por su parte tiene un estilo muy directo, demasiado para lo que yo estoy acostumbrada, tiene claro lo que quiere contar y no se anda con florituras, aunque no por eso no tenga momentos muy bonitos y descripciones muy bien narradas y hablando de las descripciones, ahí viene el premio gordo de la novela, la documentación sobre África es tan rigurosa que cerrando los ojos da la sensación de estar viendo las descripciones de la autora. 

La denuncia social también esta muy presente en toda la novela, aunque no como en algunas novelas que se centran explicar y tratar de convencer jugando con que lo dicen los personajes, en este caso está muy bien ligada con la historia por lo tanto entra en el lector y se queda con el durante varios días después de terminar la novela.

Si os gustan las novelas de aventuras, con un punto romántico y un mucho de humanidad esta es vuestra novela.

domingo, 4 de febrero de 2018

Cómo escribir una novela V

La corrección

Genial!!! Si hemos llegado hasta aquí es que ya tenemos nuestro manuscrito terminado. Ahora toca corregirlo.
Si sois muy muy buenos en gramática, enhorabuena, tenéis medio camino hecho. Si por el contrario tenéis dejes, coletillas, laísmos u otros problemillas por el estilo es mejor revisar la novela con cuidado.

Para empezar, lo mejor es olvidarse de la novela. Así, tal cual. La dejáis en un cajón entre diez días y un mes y después la podéis sacar para empezar a corregir.
Cómo corregir es ya un tema de gustos.
Yo por ejemplo imprimo la novela entera y corrijo en bolígrafo de algún color, además de con un subrayador, para darle relevancia a las partes que me interesa tener más controladas.
Con el bolígrafo marco temas de comas o puntos que se pueden haber pasado durante la escritura. Seamos realistas cuando escribimos vamos a todo trapo pulsando teclas como locos. Es normal tener errores. 
Debéis revisar, ortografía, puntuación y gramática. Muchas veces perdemos la correlación entre
sujeto y predicado. En frases largas perdemos el norte de quién es el sujeto. También hay que estar pendiente de los tiempos verbales y tened muy en cuenta y tratad de eliminar los adverbios terminados en -mente. Son socorridos, pero no son efectivos. Ya lo decía Stephen King:
"Los adverbios terminados en -mente son como el diente de león. Uno en el cesped tiene gracia, queda bonito, pero, cómo no lo arranques, al día siguiente encontrarás cinco, al otro cincuenta... y a partir de ahí, amigos míos, tendréis el césped  "completamente", "avasalladoramente" cubierto de diente de león. Entonces los veréis como lo que son: malas hierbas, pero entonces. ¡ay!, entonces ya será tarde."
Y quién somos nosotros para llevar la contraria al magnífico señor King.
También es importante vigilar el uso de los adjetivos, es mejor expresar sensaciones por medios de los sentidos de los personajes o a través de metáforas.

Llegados a este punto, es muy importante tener también un diccionario a mano o en su defecto webs tipo la RAE. Por si tenemos dudas con alguna palabra. Nota curiosa podéis consultar dudas a la RAE a través de Twitter con el hastag #RAEConsultas. Esto mola.
Y lo más importante es no querer abarcarlo todo en un día. Dividid el trabajo en varias jornadas según la longitud de la obra y no tratéis de abarcar más de diez páginas cada vez. Los ojos se cansan y el cerebro deja de asimilar toda la información.
Hay dos tipos de correcciones o dos profundidades depende de vuestras intenciones finales. Si la idea es enviar la novela a editoriales y sois medianamente buenos en corrección y puntuación, no hace falta que contrateis servicios profesionales, ya que la editorial se encargará de asumir este coste si decide publicaros la novela.
Si la idea es hacer una autopublicación, no lo dudéis y contratad a un profesional.

En internet hay infinidad de páginas de correctores ortográficos, el precio varía mucho y según la longitud de la obra puede resultar un pastón, pero tened cuidado nadie da duros a cuatro pesetas y desde que empecé en mundillo de las correcciones me he encontrado de todo. 
Os dejos aquí el enlace directo a los servicios editoriales de este blog, dónde colaboro con Montse que es correctora ortotipográfica. El precio no es exagerado, pero también es verdad que estamos empezando :)

Reescritura
Es muy probable que durante los días de corrección os pasen cosas como que se creen párrafos formidables de la nada, y que os preguntéis, ¿cómo no se me había ocurrido esto antes?. Para mi, esta es la mayor enfermedad del escritor. Ni página en blanco, ni malas estructuras, ni dudas creativas... el mayor problema es el síndrome de corrección infinita. Me lo acabo de inventar sí. Pero es que yo lo padezco y mucho. Hablando con otros escritores me han comentado que también lo padecen y es muy malo, por que te hace pensar que si ese párrafo genial no había salido antes y ha salido ahora, quizás... si lo revisas otra vez sale algo más... y cuanto más la revisas más cosas salen y al final no terminas nunca la novela. En este punto debo de confesar que he revisado Noches sin luna alrededor de treinta veces y no exagero.

Por lo tanto mi consejo es que os pongáis un límite, una fecha o una cantidad de veces o lo que creáis que os puede funcionar para que llegue un punto que digáis: Hoy he terminado mi novela.

Ese día que pones la palabra "fin" al final de texto... es uno de los mejores días de tu vida.

Pues hasta aquí el extra de hoy. Si os ha gustado dejad un comentario que cada vez que me dejáis uno me hacéis muy feliz.